count=
vanalytics=0
visitas=0
clicks=0

¡Así se siente llegar a los 30! Las cosas cambian, pero todo está bajo control

Dejar la década de los veintes puede ser duro, en esta etapa se presentan muchos cambios en varios aspectos de la vida, pero todos llegan para mostrarte una mejor versión de ti.
Redacción Tupost.com


Autor

Foto: Shutterstock.com

Prepárate para perder mucho cabello

Esto les sucede especialmente a los hombres, aunque las mujeres no están exentas de la situación. Una de las razones de la alopecia o calvicie se presenta debido a que tu cuerpo segrega más testosterona que antes y la convierte en DHT, hormona que hace que el pelo se vaya de tu cabeza, pero a la vez, genera que aparezcan más en el pecho y en la espalda.

Las cosas comienzan a verse menos claras

Después de los 30 es normal que las personas que gozaban de una excelente visión, noten que esta disminuye. Es muy probable que debas agregar a tu look unas hermosas gafas que te ayuden a ver mucho mejor.

¿Qué era lo que iba a hacer?

Esta frase comenzará a ser recurrente en tu vida, pues a los 30 tu memoria comienza a desgastarse. El hipocampo de tu cerebro iniciará un proceso de encogimiento y esta es la zona que almacena tus recuerdos a corto plazo, sin embargo, los de largo plazo se quedarán muy fijados en ti.

Te comenzarán a decir señor o señora

¡Lo sabemos! Es un momento muy duro en la vida de todos aquellos que llegamos a los 30. Al llegar a esta nueva década, tu piel requiere más cuidado que nunca, porque empiezan a aparecer las primeras líneas de expresión y manchas, así que la crema hidratante y el bloqueador solar se convertirán en tus aliados más queridos.

Sentirás que hasta el agua te engorda

Llegas al momento en que tu metabolismo se hace más lento, haciendo que se produzca mayor acumulación de grasa en algunas zonas. Ahora debes cuidar mucho más tu alimentación, ajustar tu rutina de ejercicios e implementar truquitos que ayuden a que tu organismo no se vuelva sedentario. No es el fin del mundo, solo debes ajustar algunos hábitos de vida.

Hola, guayabo

¿Recuerdas esos días en que estabas semanas enteras de fiesta sin problema? A los 30 esto podrá variar un poco… tu cuerpo necesitará más tiempo para recuperarse de una noche de fiesta, así que lo más probable es que reduzcas el ritmo. Una de las razones que te obligarán a ello es que tu hígado se hace lento al intentar desintoxicarse, por lo cual el guayabo se sentirá mucho más fuerte que antes. Con esto no queremos decir que debas abandonar la diversión, aún eres joven y tienes energía de sobra para disfrutar la vida.

¡Quiero dormir!

Resulta que el hecho de que tu metabolismo se vuelva un poco lento, no solo afecta tu figura, sino que además puede interferir en otras áreas de tu organismo, como el descanso. Además, durante los 30 se presentan cambios hormonales importantes que también alteran los tiempos de sueño. Por eso es importante que comas sanamente, realices actividad física y si es posible, algunas técnicas de relajación que te permitan aprovechar de la mejor forma tus horas de descanso.

¡Síguenos!