count=
vanalytics=
visitas=
clicks=

¿A qué se dedicará Alberto Linero luego de dejar el sacerdocio? ¡Quiere ser un hombre ‘común y corriente’

Luego de 33 años dedicados a la iglesia, uno de los curas más famosos de Colombia aseguró que pidió su retiro de esa labor.
Redacción Tupost.com


Autor

¿A qué se dedicará Alberto Linero luego de dejar el sacerdocio? ¡Quiere ser un hombre 'común y corriente'
Foto: Instagram @plinero

La noticia en 1, 2 x 3

1- Hace algunos años a través de la televisión nacional conocimos al Padre Linero, un entusiasta sacerdote con un estilo único que llegó a cautivas a millones de personas con su manera de transmitir el mensaje que deseaba. Poco a poco obtuvo reconocimiento y su participación en medios de comunicación aumentó, escribiendo columnas para periódicos y revistas, hablando en programas de radio y escribiendo libros.

2- Luego de varias décadas dedicadas a su labor religiosa, Linero dio a conocer a través de los micrófonos de BluRadio que ha decidido dejar el sacerdocio y dedicar su vida a otras labores. Cuando sus compañeros de ‘Mañanas Blu’, programa en el que participa hace varios meses, le preguntaron que qué haría de ahora en adelante, él respondió con su estilo característico: “Sí, hay que trabajar; eche, a nosotros nos pagan por trabajar (…) hay que informar al país de tantas cosas, si no lo hacemos nosotros quién lo va a hacer, oye… Ahora sí voy a estar desatado, imagínate”, con lo que dejó claro que, ahora más que nunca, estará presente en diferentes medios de comunicación.

3- Además, expresó que su decisión la toma no porque haya nada malo con la iglesia, sino por sus propios problemas y que no culpa a nadie más de la misma. Respecto a eso, dijo: “yo soy un católico feliz, seguiré siendo católico y seguiré teniendo una experiencia de fe y soy feliz. Es decir, no soy un tipo amargado. Ustedes me ven aquí todos los días, ustedes saben que yo disfruto lo que hago. Simplemente quiero vivir de otra manera, hacer otras opciones de vida. He entendido otras cosas y soy claro. Son problemas míos, no son problemas de nadie más”.

¡Síguenos!